Print this page

Expertos evaluaron manzanas candidatas a ser la primera variedad chilena

En dependencias de INIA Quilamapu se realizó una importante degustación técnica de líneas promisorias de manzana, que postulan a transformarse en la primera variedad de manzana generada en Chile.

El panel de expertos degustó a ciegas 26 selecciones avanzadas de manzana, de las más de 35 mil existentes en el huerto del Campo Experimental Santa Rosa de INIA en Chillán, donde se concentra el Programa de Mejoramiento Genético de Manzana de nuestro país.

El investigador de INIA, Pablo Grau, encargado de este programa, indicó que las frutas evaluadas se obtuvieron de cruzamientos realizados entre 2009 y 2013, utilizando métodos de mejoramiento convencional, a partir de variedades comerciales existentes en el mercado local y también de otras introducidas desde Estados Unidos.

Entre los atributos destacados, los panelistas resaltaron características que no son habituales en las variedades comerciales existentes en Chile, como la elevada crocancia, alta jugosidad, gran firmeza e intenso sabor. Incluso, las notas de cata de las potenciales variedades superaron a las variedades comerciales presentes en panel.

Grau destacó también que las potenciales variedades contienen características de resistencia al daño generado por los golpes de sol que de manera creciente se está presentando en Chile, producto del aumento de la radiación solar vinculado al cambio climático. “Ello porque esta fruta se desarrolló y seleccionó en las condiciones de clima chileno que se caracteriza por tener alta radiación en los meses de verano, a diferencia de todas las variedades comerciales actuales que fueron obtenidas en las condiciones climáticas de sus países de origen”, recalcó el investigador.

El especialista en frutales de INIA Quilamapu también valoró que de las 26 selecciones presentadas, siete son resistentes al hongo venturia, la enfermedad fungosa más importante que ataca al manzano en Chile y el mundo. “Ello significa que no requiere aplicaciones de fungicidas (químicos) como las variedades comerciales de manzana que normalmente requieren hasta 20 aplicaciones por temporada. Ello favorecerá a la industria, por cuanto la producción de manzanas resistente a venturia permitirá tener fruta más sana para el consumidor (sin químicos), abaratar costos de producción, disminuir el impacto ambiental, acceder con mayor facilidad al creciente mercado orgánico y con mayor rentabilidad”, indicó Pablo Grau.

La degustación técnica de selecciones promisorias del programa de mejoramiento genético de manzana”, estuvo inserta en el “Programa de Mejoramiento Genético de Manzano” que financian CORFO y el Consorcio Tecnológico de la Fruta de Asoex, y que ejecutan el INIA y la Universidad Católica de Chile.

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Jueves, 16 Mayo 2019 07:09
Mario San Martin