Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Seremi de Agricultura y Punilla

By Mario Arzola Acuña Constructor Civil PUC Diciembre 01, 2018 557

 

 

Según publicación de un medio de comunicación, el Sr SEREMI de Agricultura de la Región de Ñuble

se ha referido a la importancia que reviste el sector agrícola para forjar el desarrollo de la región y a la circunstancia que la falta de agua constituye una limitante fundamental en la agricultura, manifestando su convencimiento en cuanto a lo que denomina “maravilloso cambio”, que se logrará en algunos años en la actividad agrícola con la construcción del Embalse Punilla, obra que en su opinión, permitirá incrementar sustancialmente el agua para regadío y de esta manera hará posible cambiar absolutamente el tipo de producción, más intensiva y rentable, con todos los beneficios que ello conlleva y en definitiva mejorar la calidad de vida de muchos agricultores.

Sin embargo si examinamos someramente al menos dos aspectos sustanciales contemplados  para la operación del embalse, desde la perspectiva de la situación actual sin proyecto versus la futura con proyecto, nos encontraremos con una realidad bastante alejada de lo esperado durante muchos años por los agricultores.

SITUACIÓN ACTUAL SIN PROYECTO

En términos muy simples, la situación que se presenta actualmente se caracteriza porque al inicio de la temporada de riego, el río Ñuble en régimen normal es capaz de aportar la totalidad del caudal que corresponde a los regantes actuales que cubren una superficie aproximada de 60.000 há, a razón de un máximo de 109 m3/seg. para la totalidad de los derechos de aprovechamiento legalmente constituidos, lo que equivale a 5,14 lts/seg por acción conforme lo indicado en los instrumentos legales que amparan los respectivos títulos de dominio. Este caudal en la práctica se mantiene aproximadamente durante los tres primeros meses de la temporada, esto es, hasta mediados del mes de Diciembre; y a partir de esta fecha el caudal del río comienza a decrecer paulatinamente y en consecuencia el agua disponible para el riego disminuye progresivamente conforme avanza la época de verano afectando directamente sobre la superficie potencial de riego.

SITUACIÓN FUTURA CON PROYECTO 

El proyecto reconoce como derecho de aprovechamiento de aguas provenientes del río de los regantes actuales, solo un caudal máximo total de 95,7 m3/seg, equivalente a 4,50 lts/seg. por acción, manifiestamente inferior al que les pertenece legítimamente según sus títulos de dominio. Sobre el particular existe un dictamen de la Contraloría General de la República recordando que conforme al artículo 19 N° 24 parte final de la Constitución Política de la República, “los derechos de los particulares sobre las aguas reconocidos o constituidos en conformidad a la ley, otorgarán a sus titulares la propiedad sobre ellos”. En consecuencia y siendo así, ninguna autoridad, cualquiera sea su jurisdicción, tiene potestad o facultades para alterar los derechos que corresponden a los regantes, como sucede de hecho en este caso, provocando así  incerteza sobre el uso íntegro de los derechos por parte de sus legítimos propietarios.

Las aguas que se transferirán a los regantes serán entregadas solo cuando el río en régimen natural no sea capaz de satisfacer la demanda de estos últimos, la cual ha sido determinada previamente de manera ficticia en función de una matriz de cultivos supuesta  para estos fines y una tasa de riego por hectárea que no se condice con  la realidad, y cuyo caudal dependerá de la cantidad de nieve acumulada en el período inmediatamente anterior a la temporada de riego. Los caudales transferidos se entregarán en los meses de diciembre a marzo según volúmenes establecidos en carácter de referencial y máximos, de manera que de producirse remanentes como consecuencia de la aplicación de la regla que regula la entrega, esos saldos no son traspasables ni  para el mes ni la temporada siguientes, por lo que en definitiva, los volúmenes acumulados por ese concepto quedarán a disposición exclusiva del concesionario.

Conforme lo señalado y de acuerdo con la regla de operación del embalse establecida en el contrato de concesión y construcción del proyecto, es posible advertir que las aguas que se entregarán a los actuales regantes que adquieran ese derecho, será equivalente a un caudal promedio de 0,30 lts/seg. por acción.

Es decir y tal como se desprende de los datos que se han señalado, el aporte del embalse al regadío será marginal y carente de significación para la actividad agrícola, toda vez que no introducirá modificaciones relevantes respecto de las condiciones actuales, y más bien provocará un perjuicio en la medida que no haga entrega a los actuales regantes del caudal que les corresponde  según sus títulos de dominio, situación que reviste enorme trascendencia porque podría configurar una transgresión a un derecho amparado por la Carta Fundamental, de consecuencias insospechadas, que desde ya los especialistas en materias jurídicas podrán ponderar debidamente.

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Sábado, 01 Diciembre 2018 08:07

Ultimos Tweets

RT @biobio: Por razones que se investigan, la persona que conducía perdió el control del automóvil en el sector del cruce "Talquita". https…
Con dos robos comenzó la semana en San Carlos https://t.co/pLmkR8Gpj2 https://t.co/3YdEwPAfAZ
Gebrie dirime votación y logra aprobar viaje a Paraguay https://t.co/FGj2LFSh0s https://t.co/EWHmeDnB7G
Follow sancarlosonline on Twitter

Consola de depuración de Joomla!

Sesión

Información del perfil

Uso de la memoria

Consultas de la base de datos