Lunes 20 Noviembre 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Invernadero para secado solar de Damascos

Inaugura Cooperativa Chillepín de Salamanca

A un paso de entrar a las grandes ligas de la venta de damascos deshidratados se encuentran los 65 pequeños agricultores de la Cooperativa Agrofrutícola Chillepín, de la comuna de Salamanca, Región de Coquimbo, quienes inauguraron un moderno invernadero de secado solar de frutas de 285 metros cuadrados.

La infraestructura, cuya inversión ascendió a los $24 millones y fue financiada por el Ministerio de Agricultura a través de INDAP, tiene forma de túnel, cuenta con bandejas móviles y, durante la presente temporada frutícola, se estima que permitirá procesar 10 toneladas de damascos, lo que significa un gran salto productivo para los cooperados.

Los productores de Chillepín cuentan con un total de 219 hectáreas de cultivos y en la actualidad destinan casi el 100% de su producción para proveer a la empresa Agrozzi, filial agroindustrial de Carozzi. Desde 2016 forman parte del Programa de Asociatividad Económica (PAE) de INDAP, que les brinda asesoría para mejorar su gestión organizacional y comercial.

Nelson Durán, presidente de la organización campesina, que tiene más de una década de vida, destacó la importancia del nuevo invernadero: “El damasco es un producto sumamente perecible, con una duración aproximada de dos meses, lo que nos obligaba a venderlo muy rápido. Gracias al secador solar, ahora podremos darle mayor vida útil a nuestra producción, alrededor de 10 meses, lo que significa que podremos contar con un ingreso económico permanente”.

La integrante de la cooperativa Ana Pizarro añadió que esta obra era una sentida aspiración de los agricultores de Salamanca. “Es emocionante. Hace mucho que queríamos cumplir este sueño, que nos permitirá darle valor agregado a nuestra producción y acceder a mejores oportunidades de comercialización”.

El director nacional de INDAP, Octavio Sotomayor, presente en la inauguración, destacó que “este proyecto, que beneficia a 65 familias de campesinos y a una zona que concentra la mayor producción de damascos del país, refleja el espíritu de las políticas públicas del actual gobierno”.

Palabras similares tuvo el gobernador de Choapa, Patricio Trigo, quien valoró la incorporación de nuevas tecnologías al trabajo agrícola: “Modernizar las técnicas tradicionales es una gran opción para potenciar los procesos productivos, facilitar la actividad laboral, ahorrar tiempo y aumentar los ingresos de los pequeños agricultores”.

El seremi de Agricultura, Andrés Chiang, sostuvo que “nuestro Gobierno ha tenido un sello claro, y es el de aportar crecimiento y sustentabilidad a las cooperativas campesinas, de tal manera de repartir los beneficios equitativamente, tal como a partir de hoy lo podrá hacer una cantidad importante de familias del Valle del Choapa”.

 

Cuánto tiene ahorrado en su fondo para el seguro de cesantía

DISPONIBLE02

 

Revise si tiene excesos de cotizaciones