Viernes 24 Marzo 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Ayuda se traduce en bonos de dinero, forraje para animales y alimentación para las abejas en Biobío, Maule y O´Higgins.

Un 91% de los pequeños agricultores afectados por los incendios que afectaron a las regiones de Biobío, O'Higgins y Maule ya han recibido atención por parte del Ministerio de Agricultura, que a través del Instituto de Desarrollo Agropecuario (INDAP) entregó un bono de hasta un millón de pesos para recuperación productiva que los pequeños agricultores, los que han sido utilizado principalmente para reponer cercos, mangueras y colmenas afectadas por los incendios forestales. A eso se suma la entrega de forraje para los pequeños productores ganaderos, que va de acuerdo al número de animales que posean. La entrega se ha realizado en fardos de 25 kilos y sacos de cubos de alfalfa de 40 y 50 kilos y fructosa para los apicultores.

Ese fue el balance que realizó el Ministerio de Agricultura de la situación de reconstrucción en las zonas afectadas por los incendios forestales en una conferencia de prensa en que estuvieron presentes el Ministro Carlos Furche, el Subsecretario Claudio Ternicier y el Director Nacional de INDAP, Octavio Sotomayor. En la ocasión, el Ministerio detalló que en las tres regiones ya ha atendido y entregado ayuda a 3.234 productores, lo que representa al 91% de los 3.539 pequeños agricultores que se vieron afectados.

Al respecto, el Secretario de Estado señaló que "de esos 3.600 pequeños agricultores afectados ya hemos atendido a más del 90% a través de instrumentos tales como un bono compensatorio entregado por el INDAP de $1.000.000 de recuperación productiva parejo para todos, también se está entregando más de 20 mil fardos de forraje a ovinos, caprinos y bovinos, de acuerdo al número de animales que declare cada pequeño agricultor. Por eso, buena parte del apoyo del Ministerio de Agricultura ha sido a aquellos que han perdido sus condiciones de alimentar el ganado, eso es, básicamente en las regiones de O´Higgins y del Maule, y, en menor medida, Biobío".

Las autoridades informaron que el catastro muestra que son 365 mil hectáreas las afectadas potencialmente por los incendios, pero se está precisando en terreno si de dicha cifra la pérdida es total o parcial. De esa superficie, la mitad son plantaciones forestales, con una extensión de 100 mil hectáreas pertenecientes a grandes empresas y de casi 50 mil cuyos dueños son pequeños forestales con terrenos de 200 hectáreas o menos.

La autoridad del agro dijo que es difícil cuantificar exactamente los daños porque hay bosques que no se quemaron totalmente y hay una parte de recursos que todavía tienen utilidad desde el punto de vista económico.

La otra gran área de daño ha sido la quema de forraje y de pastos y el Ministro Furche destacó la ayuda que se está entregando desde el primer momento por parte del Gobierno. "Hemos concentrado el apoyo en los pequeños agricultores afectados, en esta primera etapa a través del INDAP".

Por otra parte, el Ministro Furche también se refirió a la superficie estrictamente agrícola afectada. "En el caso de la fruticultura, nosotros hemos contabilizado más o menos 400 hectáreas que han sufrido daños, estoy hablando de olivos, arándanos, cerezos, berries, avellano europeo en las tres regiones más afectadas por el incendio. Este es un daño muy grave para el que lo sufrió, no lo quiero minimizar, pero 400 hectáreas, en términos de la superficie frutícola del país que alcanza las 320 mil hectáreas, es poco. Algo similar se puede decir respecto de las viñas, en Chile hay 130 mil hectáreas de viñas y se quemaron 110. Con esto quiero decir que, desde el punto de vista de la agricultura el daño es menor".

Cuánto tiene ahorrado en su fondo para el seguro de cesantía

DISPONIBLE02

 

Revise si tiene excesos de cotizaciones