Domingo 28 Mayo 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Alteran museo iconográfico y Casa natal de Violeta Parra

Cambios fundamentales está teniendo el Museo iconográfico y casa natal de Violeta Parra, obra que fue construida con fondos del MOP y que significó una millonaria inversión de más de $800 millones de pesos.

El proyecto, que el municipio se comprometió a mantener consiste básicamente en exhibir la vida de Violeta Parra, en tres etapas, cada una de las cuales, se proyecta mediante animaciones con miniaturas en plasticina y animado con la técnica de stop motion en tres diferentes dependencias.

En las dos piezas y en un corredor de la vivienda original, donde se mostraban estas proyecciones, poco a poco estas tres estaciones que muestran la vida de Violeta Parra se fueron reduciendo. En días pasados pudimos comprobar que, de las tres exhibiciones solo hay una, la que se muestra en la pieza del lado sur de la casona histórica.

Ahora cuando se ingresa a la casa, en la dependencia del lado norte, se exhiben videos de la alcaldía con actividades actuales, alterando totalmente la idea del proyecto aprobado.

Es de esperar que la autoridad local evalúe esta denuncia y averigue quién estuvo detrás, por ejemplo, de sacar el video de la tercera parte, (corredor) donde está el testimonio de otro destacado folclorista nacional, Víctor Jara que se refiere a Violeta Parra como parte de este "Cantar con sentido"

El patio de la casa, en el proyecto tiene árboles y plantas relacionadas con las canciones de Violeta Parra ("La jardinera"), pero alguien instaló allí un quincho moderno para los choripanes, lo que tampoco tiene que ver con un recinto de la características de un museo iconográfico, por lo que pedimos sea evaluado por la autoridad local.

Poco a poco las murallas del recinto han sido tapizadas con recortes y figuras algunas relacionadas con Violeta Parra, pero la gran mayoría corresponden a actividades varias.

Debemos recordar que el municipio se comprometió a velar por el mantenimiento de este recinto en la forma que le fue entregado por el MOP, ya que al poco andar se incorporaron otros objetos, recortes y fotografías que dan cuenta del quehacer actual del municipio, pero que nada tienen que ver con la historia que se pretendió, en el diseño original del museo iconográfico y casa natal de Violeta Parra.

A qué se comprometió San Carlos
Debemos señalar que la propuesta de uso y de acuerdo a los antecedentes base de la licitación, que contiene la voluntad del municipio y de "la comunidad cultural local", es que este bien patrimonial sea un espacio cultural de homenaje o tributo a Violeta Parra, que contempla museografía y referencias a la cultura campesina, sumando además espacios de muestras artístico-culturales vivas, junto a espacios formativos.

Es así como la casa natal de Violeta Parra debe ser "espacio de difusión y puesta en valor de la cultura campesina" y el uso especifico de este monumento, está dado en tres niveles o instancias, integradas y dependientes entre sí: La casa natal, que ha sido destinado a espacio musealizado; el patio de la memoria y, la obra nueva destinada a las muestras artístico-cultural vivas y espacios formativos.

En la sala 1 de la casa original está la historia de Violeta Parra desde su nacimiento en 1917 hasta su premio como mejor folclorista del año en 1955. En la sala 2 (debiera estar) desde el reconocimiento nacional en 1955 hasta su muerte en 1967 y, en la sala 3 (corredor) su influencia y legado.

En la misma propuesta que el municipio hizo para adjudicarse este proyecto, señaló que contaba con una Corporación Cultural municipal, que el municipio contaba además con oficina de cultura, equipada e independiente con dos funcionarios y que la alternativa de administración era la Corporación Cultural de San Carlos.

El mismo municipio propone que el recinto debe contar con un Gestor cultural, una Secretaria y asistente de gestión, un auxiliar y apoyo administrativo, un Guía y asistente de producción, además como es lógico de un guardia, a lo menos.

Esta fue la propuesta de administración que el municipio de San Carlos hizo para adjudicarse este proyecto

Recordemos que la iniciativa fue encabezada por la Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas e impulsada a través del Programa de Restauración y Puesta en Valor del Patrimonio dependiente de la Subsecretaría de Desarrollo Regional y Administrativo (Subdere). A su vez, el financiamiento por $884 millones se obtuvo del MOP a través del Fondo Nacional de Desarrollo Regional (FNDR).

Cantar con sentido
Los artistas Leonardo Beltrán y Cecilia Toro (Plastivida) crearon el cortometraje Cantar con sentido, una biografía de Violeta Parra, una cinta de 20 minutos de duración que recrea los hitos más importantes de la biografía de la folclorista. “Abarca todos los episodios de su vida, desde su nacimiento hasta su fallecimiento, pasando por su relación con su hermano Nicanor, su trayectoria en Chile y su paso por Europa, culminando en la mítica carpa de La Reina“, cuenta Cecilia Toro.

Las memorias de Violeta Parra se narran a través de personajes modelados en plasticina, que se mueven en distintos paisajes en miniatura a través de la técnica de animación stop motion. Este tipo de animación artesanal crea movimiento a partir del montaje de una serie de imágenes fijas sucesivas.

“Los detalles de la producción son bonitos. Hubo una investigación previa de arquitectura y vestuario de la época, tuvimos que hacer reproducciones en miniatura de las obras de Violeta y crear las figuras de Nicanor, Angel, y Violeta en plasticina a sus distintas edades”, comenta Cecilia Toro, quien trabaja la técnica del stop motion hace 10 años bajo el seudónimo de Plastivida.

La producción de Cantar con sentido les tomó en total 8 meses: cuatro meses dedicaron a la investigación y a la elaboración del guión, “para poder condensar en 20 minutos los 50 años de la intensa vida de Violeta Parra”, cuenta Toro, quien además comenta que se basaron en la autobiografía que la propia cantautora escribió en décimas. El resto del tiempo trabajaron en la minuciosa animación y edición, para lo que contaron con un equipo de aproximadamente 12 personas.

Sin embargo los colaboradores externos fueron muchos más. Contaron, por ejemplo, con la ayuda de la agrupación Bordadoras de Copiulemu, para la recreación de algunas obras; la voz que narra la historia es del actor Mario Lorca, y la música de Violeta fue replicada para el cortometraje por intérpretes locales.

Cuánto tiene ahorrado en su fondo para el seguro de cesantía

 

Revise si tiene excesos de cotizaciones 

DISPONIBLE01