Print this page

Destacan impacto de Programa de pequeña agricultura en San Carlos

Más de 40 proyectos de riego por goteo y aspersión, de los cuales 30 cuentan con generación de energía fotovoltaica, se han instalado en la capital de la provincia de Punilla.

Para conocer la positiva experiencia que ha tenido la pequeña agricultora Margarita Quezada y su familia, desde que cuenta con un sistema de riego por goteo con paneles solares, llegaron hasta el sector La Mata el coordinador  zona de la CNR Javier Ávila y  la jefe de área Indap María Díaz.

Al lugar también asistieron tres agricultores y una agricultora, quienes recibieron bonificaciones del concurso 106-2018 “Tecnificación Pequeña Agricultura” del convenio entre la Comisión Nacional de Riego y el Gobierno Regional de Biobío, con los cuales podrán instalar en sus predios sistemas de riego con generación de energía fotovoltaica.

En San Carlos se han instalado 41 sistemas de riego por goteo o aspersión, 30 de los cuales usan energía fotovoltaica, y uno de estos sistemas es el que posee la señora Margarita Quezada, que trabaja el predio junto a su esposo Gabriel y sus tres hijos. “Desde que tenemos este sistema de riego el cambio en nuestras vidas fue de un 98%, porque antes, al tener riego botado, era demasiado el sacrificio para regar, ya que debíamos trasladar la motobomba y mangueras constantemente de un lugar a otro, y el peso, la suciedad y el barro eran terrible. El riego por goteo nos mejoró considerablemente la calidad de vida en todo sentido y los beneficios son enormes, ya que al regar por goteo ya no se nos mueren las plantas por exceso de agua y la producción ha aumentado significativamente”.

La señora Margarita Quezada, gracias al riego por goteo, hoy produce tomates, repollo, sandías y melones, los cuales comercializa en la feria de San Carlos, obteniendo ingresos que le han permitido mejorar la calidad de vida de su familia. “El mensaje que le daría a las familias que aún no ha tecnificado su riego, es que se acerquen a consultar a la CNR, para que puedan postular. En el campo uno no vive del sueldo, una misma debe hacerse los ingresos y el riego es esencial para esto”, concluyó Margarita Quezada.

“Quisimos entregar estos bonos en la casa de la señora Margarita, para que vean cómo un sistema de riego le ha cambiado la vida a esta pequeña agricultora y su familia. Casos como el de Margarita son los que queremos seguir fomentando, ya que como autoridad es muy gratificante ver la manera en que los recursos de todos los chilenos son bien aprovechados en personas que han mejorado significativamente su calidad de vida, con una importante ayuda como es un sistema de riego, pero al cual se le debe sumar el esfuerzo y las ganas de toda una familia por salir adelante”, indicó Ávila.

El Programa de Pequeña Agricultura ha permitido la instalación de 160 sistemas de riego en la región de Ñuble y en más del 70 % de los casos la energía utilizada corresponde a la generada por paneles fotovoltaicos. La inversión público - privada bordea los $1.500 millones, recursos que benefician a cerca de 300 pequeños agricultores.

Rate this item
(0 votes)
Last modified on Jueves, 14 Marzo 2019 06:59
Mario San Martin