Martes 27 Junio 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Guillier: Cuatro errores no forzados en una semana

Molestó a sus aliados, a su gobierno y a quienes podrían ser sus socios.

Cuatro veces en seis días, el candidato presidencial del PRSD, senador independiente Alejandro Guillier, remeció el ambiente político con declaraciones que causaron daño colateral y que lo dejaron dando explicaciones y generando anticuerpos en la DC, La Moneda, el PC, el Frente Amplio y en algunos partidarios de centroderecha.

Según el presidente del PRSD, Ernesto Velasco, "no ha habido ninguna estrategia, ni coordinación, todas sus expresiones son de él, inspiradas en una mirada de la coyuntura. A alguien le podrán gustar o no, pero no hay mala intención... Hay que respetarlo, no le veo tanto dramatismo a sus definiciones políticas".

Sin embargo, casi todos coinciden en que esta semana Guillier regaló municiones a sus rivales.
Presión innecesaria a la DC

1 "Si no hay primarias, ahí sí que yo no voy... eso ya es la muerte de la Nueva Mayoría (NM)... tendría que empezar a revisar cómo uno contribuye a recrear un nuevo escenario político y con nuevas fuerzas y ahí recuperaría mi libertad", dijo el senador en Radio La Clave, el 9 de marzo.
Eso fue dos días antes de la Junta Nacional DC del sábado 11, que proclamó a Carolina Goic como su candidata presidencial. Pero con anticipación, ella misma decía ser partidaria de ir a una primaria con los demás aspirantes de la Nueva Mayoría (NM).

Un diagnóstico generalizado en el guillierismo es que tensionó innecesariamente las relaciones con la DC y que puso en duda su voluntad de ser candidato. Por eso —dicen en el PRSD— inmediatamente el presidente del radicalismo debió salir a precisar que las palabras de Guillier tenían que ser entendidas como "un llamado a la responsabilidad" y a "mantener unido al bloque".

Para el analista de la Universidad de Talca y experto en DC, Mauricio Morales, "la candidatura de Guillier está confundida. Si bien su mensaje estuvo dirigido a la disidencia de la mesa DC, que lo quiere, porque lo ve como la única opción de derrotar a Piñera, puede quedar como un oportunista". "Además, es posible que no haya primarias, no por falta de voluntad, sino porque los partidos podrían no lograr la meta de refichaje. En ese caso, sus palabras lo van a complicar", concluye.

Sin embargo, para el radical Carlos Maldonado, "Guillier está hablando como un líder sincero",
Aún no arma programa

2 Ante las palabras de Guillier, Carolina Goic reaccionó: "no vamos a aceptar que nos pauteen" e insistió en la construcción de un programa de gobierno conjunto de la NM.

Guillier le respondió: "nadie me arma el programa; el programa mío lo arma el pueblo... no me lo va a venir a encajonar un grupo de técnicos ni de burócratas".

Esta segunda frase tampoco sacó aplausos. El fin de semana se intensificaron críticas de izquierda a derecha, por su supuesta falta de ideas. Esto es desmentido en el equipo de Guillier, donde aseguran tener a "economistas doctorados" trabajando en su programa.

Para Ernesto Velasco, sus dichos son sólo "una metáfora, de que al margen de lo que opinen los expertos tiene que haber participación ciudadana".

Pero, a juicio de Morales, esas frases invocando al "pueblo" no le ayudan. "No está listo el cultivo en el país para que un candidato de corte populista asuma la Presidencia", dice.
Guiño poco oportuno al Frente Amplio

3 "No le tengan miedo a la izquierda, al Frente Amplio (FA)... es renovación, posibilidad de hacer alianzas... los rivales son la derecha", fue la tercera frase de Guillier, a modo de arenga, dirigida a un grupo de jóvenes de la NM. Los dichos causaron irritación en los dos extremos del arco político que abarca la candidatura de Guillier (desde el PC a la centroderecha, representada por su amigo Antonio Horvath).

Sus dichos fueron inoportunos, pues trascendieron cuando sus aliados comunistas recibían ataques del FA. Incluso, una de sus representantes, Javiera Parada (RD), dijo a El Mercurio que "vamos a competir y les vamos a ganar (al PC)".

Las declaraciones en cuestión también exaltaron aún más la rebeldía de los dirigentes del FA, que desecharon de plano un acercamiento con Guillier.
"Puede gustar o no, pero sus expresiones fueron en reunión con jóvenes... Es sólo una expresión de amistad cívica", explica hoy Ernesto Velasco.

Para el diputado guillierista Pepe Auth, la frase responde a una estrategia para ampliar su base de apoyo, porque "la Nueva Mayoría dejó de ser mayoría. Guillier, clarifica que no son sus adversarios, porque después —en segunda vuelta— va a tener que ir a buscar parte importante de los votantes de izquierda".

Pero para el ex Secom Carlos Correa, "su jugada tiene un error estratégico porque la ultima semana el Frente Amplio se dedicó a pegarle al PC... Y Guillier le hizo cariño al FA".
Y hubo otro daño colateral: debido a los guiños hacia la izquierda, en la bancada regionalista los apoyos tambalean.

El senador Horvath dice que tiene "mayor sintonía con el candidato Alejandro Guillier... Ha manifestado claramente que no está por megaproyectos como HidroAysén". Sin embargo tiene un reclamo: "Le hemos dicho explícitamente que, más que guiños a la izquierda, tiene que hacer guiños al centro y a la centroderecha".

Su par, Carlos Bianchi, hoy pone entre paréntesis su respaldo a Guillier. "¿Es lo que Chile realmente se merece?... Si es verdad todo lo que dice, debe tener una apertura mucho mayor", sentencia.
Ataque al gobierno

4 La semana de errores no terminó ahí. El martes en la tarde, Guillier habló ante simpatizantes de Valparaíso, lo que transmitió en directo a través de streaming en su página de Facebook.
"Yo creo que la Presidenta hizo su esfuerzo por cumplir con el programa, pero miró a Chile desde arriba. Lo mismo hicieron los presidentes Lagos, Piñera, todos... Chile se quedó atrás, no está tomando decisiones estratégicas casi en nada, está paralizado, perdió la confianza, no se atreve a soñar nuevamente".

En el Gobierno, sus palabras no sólo cayeron mal por el disparo contra la Presidenta, que días antes había ordenado a su gabinete alinear al oficialismo detrás de la primaria presidencial. Una dirigente de la DC dice que los ministros de su partido hicieron lobby en la Junta Nacional para convencer a los consejeros de ese camino.

El democratacristiano más prominente del gabinete, Mario Fernández, fue más duro que la vocera de Palacio para responderle: "Difiero de sus opiniones negativas... no sólo por ser ministro, sino porque soy un chileno bien informado y bien inspirado". La pelea no terminó ahí y ambos han seguido cruzando palabras. Incluso, Guillier agregó: "Me alegró mucho saber que el ministro del Interior está activo y despierto".

Y aunque para Carlos Maldonado el senador "hizo un análisis compartido por muchos chilenos", Mauricio Morales cree que "los errores" de Guillier se resumen en que "todavía no se autopercibe como candidato y confunde su rol con el de periodista. Abrió el flanco para que se cuestione su falta de lealtad".

De hecho, la falta de lealtad a Bachelet ha sido acusada por Goic y otros dirigentes como el presidente de la Cámara, Osvaldo Andrade.

Cuánto tiene ahorrado en su fondo para el seguro de cesantía

 

Revise si tiene excesos de cotizaciones 

DISPONIBLE02