Print this page

6 instituciones culturales que recibirán 30% menos de aporte estatal

By Consuelo Olguín/eldínamo.cl Octubre 23, 2018 411

El erario fiscal considera una reducción del 30% en los aportes para seis entidades.

Ante esto, los organismos iniciaron una intensa agenda con figuras políticas para dejar sin efecto la medida.

Apenas estuvo disponible el documento del Presupuesto 2019 para el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, distintas instituciones culturales empezaron a llamarse. La Fundación Teatro a Mil avisó al Museo Precolombino, y éste al Museo Violeta Parra. El mensaje era crítico: los tres centros, junto a Matucana 100, el Teatro Regional del BioBío y Balmaceda 1215, sufrirían la reducción de un 30% del aporte anual de parte del Estado.

En total, hay 35 instituciones culturales privadas sin fines de lucro que reciben platas públicas. Y las seis afectadas enfrentan un complejo escenario dada la falta de recursos, dejando en un piso frágil el funcionamiento y realización de actividades. Lo paradójico que denuncian, es que el recorte se plantee en el año en que se echó a andar la nueva institucionalidad ministerial precisamente para fortalecer el campo cultural del país.

Para Cecilia García-Huidobro, directora del Museo Violeta Parra (MVP), “esto afecta a Chile más que a un organismo específico. Las seis instituciones, todas con realidades y presupuestos diferentes, forman parte del tejido cultural de este país y son piezas claves para su fortalecimiento”.

Los primeros dos años del Violeta Parra fueron de instalación, siendo financiado 100% con recursos del Estado. Pero actualmente esa cifra se redujo en un 22%, generando recursos propios y aumentando la colección del museo. “Nosotros devolvemos los aportes fiscales con la gratuidad total, en la entrada y todas nuestras actividades”, señala la directora.

Museo Violeta Parra

Responsable de resguardar una colección de 10.200 piezas de arte indígena, el Museo Precolombino tiene un modelo de financiamiento en el que el Estado aporta un tercio, la Municipalidad de Santiago un tercio y ellos lo restante. Con estos recursos logran la mantención anual del Museo, lo que además incluye su programa de extensión, educación y formación de públicos que es de carácter gratuito. “El gobierno quiere que nosotros concursemos, pero es un absurdo porque al concursar es un azar. No podemos funcionar sin que los gastos operativos estén garantizados”, indica Carlos Aldunate, director del espacio. “Somos una institución que nace desde lo público con una administración privada, es desde ese lugar donde a través de un modelo mixto, tratamos de generar recursos propios que representan un tercio de nuestro financiamiento anual, pero sin el apoyo del Estado es imposible sostener el museo”, asegura.

La Fundación Teatro a Mil se enteró del reajuste a sólo tres meses del Festival Santiago a Mil. Su directora, Carmen Romero, señala que ellos no pueden improvisar ya que lo que está en juego, entre otras cosas, es la imagen de la institución. “Nosotros aspirábamos que la instalación del Ministerio de las Culturas fuera una buena noticia y se está transformando en una mala”, advierte.

Teatro Regional del Biobío.

En siete meses de funcionamiento, el Teatro Regional del Biobío ha recibido a 40 mil espectadores. Su directora, Francisca Peró, afirma que se trata de un espacio cultural anhelado hace décadas por la región. “Recibir este recorte se siente como un castigo, un castigo a una buena gestión. Sin duda que pone el proyecto en entre dicho. No es una buena señal que el Estado se desentienda de proyectos que él mismo construyó”, indica y agrega que “el edificio es caro de mantener. Tenemos una joya arquitectónica, tenemos la responsabilidad de mantener el estándar de Smiljan Radic”.

Intensa agenda

Ante la incertidumbre, los seis directores y directoras de las instituciones iniciaron una serie de reuniones, por separado, con la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés. La respuesta fue desalentadora: según les señaló, la orden de esa rebaja venía de la Dirección de Presupuestos (Dipres), y ahora sólo restaba conversar con los parlamentarios, quienes deben aprobar o no el Presupuesto 2019 a fines de noviembre.

“Ella (la ministra) entiende que hay un problema a nivel nacional. Lo que requerimos todos es que se aumenten los recursos, no que disminuyan o los redistribuyan”, dice Carmen Romero.

La ministra de las Culturas, Consuelo Valdés, quien asumió el cargo hace 2 meses.

El diputado y presidente de la comisión de Cultura de la Cámara, Marcelo Díaz, afirma que “aquí hubo una señal que pone en duda cuánta prioridad le asigna el gobierno a cultura, porque uno podría haber esperado que el recorte ocurriera por otro lado” y agrega que la explicación de esta reducción “tiene que ver más bien con el razonamiento global del gobierno de hacer un ajuste presupuestario, con equilibrio de las cuentas fiscales”.

La semana pasada Díaz recibió por ley de Lobby a varios de quienes lideran las instituciones. La petición: dejar sin efecto la rebaja del aporte anual, lo que será discutido ampliamente este lunes. En la mañana, la subcomisión mixta de Presupuesto verá la partida del Ministerio de Cultura, mientras que en la tarde la comisión de Cultura recibirá a las 6 instituciones.

Las cifras del presupuesto

El presupuesto total destinado para Cultura es de 188 mil millones de pesos, cifra que aumentó en un 4% respecto al año anterior. Con ese dinero se pretende financiar la instalación del ministerio, que ahora tiene bajo su alero al sector patrimonial del país.

“No hay ningún museo, institución o centro cultural que no sea relevante para nuestro ministerio”, dice el subsecretario de las Culturas y las Artes, Juan Carlos Silva, quien explica que la reducción del 30% se trata de una reconfiguración de la regulación de la glosa asociada a “otras instituciones colaboradoras”, donde están esas seis instituciones afectadas, entre otras.


Rate this item
(0 votes)
Last modified on Martes, 23 Octubre 2018 09:21