Lunes 20 Noviembre 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Té e infusiones con sabor

Erna Sandoval Molina (38) es una emprendedora de Chillán que lleva casi dos años en Fondo Esperanza.

Hace diez llegó a la capital del Ñuble para asentarse definitivamente. Su intención de independizarse como emprendedora iba directamente relacionada con el deseo de estar más cerca de sus dos hijos. “Siempre quisimos generar dinero extra para la casa. Desde que nos vinimos acá fui dueña de casa y nuestra intención era hacer una actividad comercial para compatibilizar esa labor”, sostiene.

Según comenta, debido a la profesión de su marido vinculada a la elaboración de alimentos, poco a poco se fue inmiscuyendo en el mundo de la tetería y las infusiones. “Nos gusta mucho el té, así que empezamos a probar por ese lado. Después partimos con las infusiones. Nosotros mismos armamos las cajitas y nuestro logo. Esto nos permitió participar en diferentes ferias con la venta de productos a granel y en bolsitas individuales”, cuenta.

Así nació el 2014 su emprendimiento llamado “MaXTÉ”, orientado a la producción y venta de té con sabores e infusiones de manzana, durazno, berries, cereza, limón, entre otras. Su diversa variedad de bebestibles 100% naturales, sin aditivos ni colorantes, es plausible, destacando la comercialización de té verde, rojo y azul. “Nosotros mismos preparamos las mezclas de variedades de infusiones”, explica.

Con pocos recursos, decidió aumentar su capital y potenciarse como microempresaria. De esta forma decidió ser parte de Fondo Esperanza. “Con la institución he aprendido administrar bien mi negocio y comprar maquinaria para ello. He participado en varias ferias de Fondo Esperanza en el Paseo Arauco, para dar a conocer mi marca. La idea es llegar a distribuir nuestros productos en todo el país”, avizora.

Avalada con cerca de cuatro años de experiencia en el rubro, esta comerciante agrega que su principal vía de comercialización son las ferias, pero también se ha abierto camino en las redes sociales. Entre sus desafíos futuros comenta que le gustaría tener una tienda establecida de productos naturales y hacer talleres para que nuevas generaciones aprendan del rubro.

En esa línea, Erna remarca la importancia que ha tenido para ella FE: “Nuestra asesora es perfecta para nosotros, siempre trata de ayudarnos. Me encanta participar en Las capacitaciones. Antes tenía que deshidratar las manzanas con paneles solares, hoy lo hago con hornos industriales. En Fondo Esperanza he podido ir creciendo con mi negocio”.

 

Revise si tiene excesos de cotizaciones 

DISPONIBLE02