Domingo 24 Septiembre 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Tenencia responsable de mascotas

Así es la ley que cambiará el panorama en Chile

Se estima que hay más de 1,7 millones de perros rondando en las calles de nuestro país (y sobre los gatos, ni siquiera se tiene una aproximación). Y eso habla muy mal de cómo estamos en cuanto a nuestra responsabilidad a la hora de tener mascotas, pero esta ley busca mejroar la situación.

Tenemos que admitirlo: nos encanta hacernos amigos de los perros callejeros. Que un peludo amiguito se nos acerque y nos acompañe un par de cuadras en la calle es algo que nos puede arreglar el día. Aunque el sentimiento no es tan alegre cuando le tenemos que decir adiós.

Este tipo de eventos ocurren harto más seguido de lo que esperamos. Y cómo no, si en Chile se estima que tenemos más de 1,7 millones de perros callejeros. Eso ha hecho que el tema se convierta en un problema de índole pública, sobre todo porque alrededor del 75% de los perros del país tienen dueño y aún así andan como Pedro por su casa (pero en la calle).

En ese escenario, está claro que necesitamos hacer algo para evitar que ande tanto cachupín merodeando por ahí, sin ser supervisados por sus dueños. ¿La buena noticia? En abril se aprobó en el Senado una ley de tenencia responsable de mascotas y hoy se aprobó en la comisión mixta de la Cámara de Diputados. Si aún no saben en qué consiste y qué cambios traerá, En El Definido les contamos sus principales novedades.

Un largo camino
Este proyecto estuvo cerca de cumplir ocho años de tramitación en el parlamento y recientemente se le empezó a conocer como la “Ley Cholito”, en honor al perrito que fue maltratado en la calle y cuyo video se viralizó. Y pese a que todavía no entra en vigencia porque no ha sido promulgada (que es lo único que estaría faltando), esta ley pretende cambiar la manera en la que regulamos la tenencia de mascotas perrunas o gatunas.

Para que se hagan una idea, estos son los aspectos clave que contempla el corazón de la ley:
- Se definen las obligaciones que tiene que cumplir el dueño de una mascota, entre ellas: registrarlo ante la autoridad competente cuando corresponda, proporcionarle alimento, albergue y buen trato, brindarle los cuidados veterinarios indispensables para su bienestar y no someterlo a sufrimientos a lo largo de su vida, además de respetar las normas de salud y seguridad pública que sean aplicables.
Cuidado, que lo del registro va en serio. Todas las mascotas deberán ser identificadas, al igual que su dueño, en una plataforma digital creada y administrada por el ministerio del Interior (que no existe aún). Ahí también se incluirán registros de:
Mascotas o animales de compañía
Perros potencialmente peligrosos
Organizaciones sin fines de lucro promotoras de la tenencia responsable de mascotas
Criadores y vendedores de mascotas
Centros de mantención de mascotas

- Los ministerios de Interior, Salud y Educación, junto a las municipalidades, tendrán un rol más importante: deberán promover la tenencia responsable de mascotas o animales de compañía, aunque las municipalidades son las que estarán encargadas de dictar ordenanzas que detallen cómo se llevarán a cabo procesos como registros de animales o multas por retiro de heces.

- Se hará un registro de animales peligrosos: sí, suena subjetivo y hay muchos prejuicios al respecto, pero para calificar a un perro de peligroso o no, se considerarán algunos parámetros prestablecidos. Entre ellos, su masa corporal, si han estado involucrados en episodios de agresión, características físicas, etc. La gracia es que los dueños deberán cumplir con condiciones especiales con estas mascotas (como el uso del bozal en espacios públicos, por ejemplo).

De todos modos, esta medida ha generado ruido en algunos sectores, sobre todo en el de aquellos especialistas que sostienen que no existen perros “peligrosos”, sino que dueños poco precavidos. Y que calificarlos como tal, solo serviría para estigmatizar algunas razas.

- Los dueños deberán responder por los daños causados por sus mascotas: así, tal cual. Los dueños tendrán que hacerse responsables civilmente de los condoros que se manden sus perros o gatos, excepto en casos de caninos que causen lesiones, den muerte o que ingresen a un domicilio sin autorización de los moradores. Ahí la responsabilidad será penal y no civil, lo que significa que podrían arriesgar penas de cárcel.

- El abandono de animales será considerado maltrato y crueldad animal: eso significa que se tratará como un delito que arriesga la pena de presidio menor en su grado mínimo a medio (entre 61 y 301 días de cárcel) , una multa de 10 a 30 UTM (alrededor de CLP$ 1.300.000) y/o la inhabilidad perpetua de tenencia de animales. Así que, quien quiera abandonar a su peludo cachupín tendrá que pensarlo dos veces (y ojo, que el maltrato animal ya estaba penado de la misma manera anteriormente, solo que ahora también se incluye la figura del abandono dentro de la tipificación del delito).

¿Crees que estas medidas ayudarán al país a tener una tenencia de mascotas más responsable?