Martes 12 Diciembre 2017

 siguenos en facebook  siguenos en Twitter  siguenos en Google+ sígueme en Instagram          

Comentario

¿Por qué los antihistamínicos sirven para tratar las alergias?

Carta al Director

Me preocupa hasta donde vamos a llegar con la falta de respeto del ser humano hacia su prójimo, como esta sociedad perdió el rumbo, porque hablamos de los derechos, pero que pasa con los deberes de todos los habitantes de este mundo, como el egoísmo a llevado a que las personas traten de imponer sus ideas atraves de la violencia, pienso que las autoridades debieran aplicar mano dura y no complacencia ante estos hechos, con leyes garantistas que solo permiten que la maldad se antepone a los valores y principios básicos.

En donde está sociedad ha perdido el norte en el respeto y la tolerancia, como lo ocurrido a una profesora de mi querido San Carlos, en el Liceo Violeta Parra siendo agredida verbal y físicamente por alumnos de enseñanza básica (10 y 14 años) por cumplir su deber de proteger a otros alumnos de una agresión física, no teniendo un apoyo firme de los que dirigen el establecimiento y del apoderado que no asume su responsabilidad como padre (o madre) de éste hijo que pareciera que no entiende que la primera educación comienza en casa .

Me entristece como esta sociedad le quito la autoridad a los padres, a los profesores y carabineros, con esto no significa que estoy de acuerdo con el maltrato físico, sicológico o cualquiera este fuera, pero en mis tiempos los padres y profesores eran muy respetados porque ellos son el eje fundamental de esta sociedad, pero pareciera que ahora se ha hecho habitual que se disminuya su autoridad al extremo de agredir a personas que tienen vocación de servicio y mientras las autoridades le bajan el perfil a estos problemas serios que suceden en nuestra ciudad y sociedad actual.

La santa palabra de Dios dice en: Proverbios: Capitulo 29: 15 “La vara y la corrección dan sabiduría; mas el muchacho consentido avergonzará a su madre.”

Proverbios: Capitulo 23:13” No rehúses corregir al muchacho; porque si lo castigas con vara no morirá y libraras su alma de la muerte. “

Mi reflexión está dirigida a nuestros señores Políticos y autoridades que son los que marcan las directrices de nuestro país a través de las leyes que dictaminan nuestro futuro. Pero también a las personas común y corrientes, como nosotros, que nos demos un minuto a pensar que vivimos insertos en una sociedad, en la cual nuestros actos tienen una consecuencia directa en quienes nos rodean.

La paciencia y la tolerancia señores autoridades tienen un límite el cual Uds tienen que reflexionar que sociedad queremos.

WILLIAM CERDA BELMAR.

Rut 9.278.880-6

hosting joomla